Me gusta

16 ene. 2015

Cómo negociar y presentar un presupuesto a un cliente



En algunas ocasiones hemos hablado de como presupuestar y debo reconocer que es todo muy frío, lo de elegir el precio de un trabajo en función de factores es muy matemático y unilateral, pero hay que contar con el clientes y, sobre todo, con su aprobación de dicho presupuesto. Para conseguir que nos contraten es importante seguir unas pautas o normas:


Detállalo por escrito y mándalo desde un mail que no sea yahoo, hotmail o similar, procura tener dominio propio que te aporte profesionalidad de cara al cliente.

Puedes negociar el precio por teléfono o en persona, pero puedes tener clientes que negocien muy bien, que puedan llevarte a su terreno y escudarse en la crisis (aunque a ellos no les afecte), si llevas poco tiempo en el sector te pondrás nervioso y tomarás decisiones de las que te arrepentirás en cuanto pasen 5 minutos. Por eso es mejor decirles que les enviarás todo por escrito cuando hayas estudiado su caso y que les harás un precio ajustado a sus necesidades detallando todo lo que incluye. Eso hace que puedas pensar el precio con calma y dar el que tu consideres que vale el servicio.

No pongas un precio y punto, señala cada detalle de tus servicios. Haz un presupuesto con el numero de horas de sesión, de retoque, de maquillaje, peluquería, estilismo, numero de personas que intervienen, desplazamientos, dietas, pernoctar cuando sea necesario, número de fotos que se entregan, el formato en que se entrega, tu trabajo creativo y las reuniones que tendrás con ellos para detallar y ultimarlo todo, en fin, cuanto más incluyas en el presupuesto, mejor.

directo con el cliente pero con todo el respecto del mundo, no le hables ni le escribas como a un amigo de salir de copas.

Pídele que vea tu trabajo en la web, le mandas un enlace a tu web y así sabrá a quién está contratando. Muchos clientes llaman sin haber visto nada de ti, solo porque un familiar o amigo les pasó tu contacto, eso es muy negativo porque es posible que tu estilo no sea el que ellos quieren y a la entrega del material puede haber sorpresas para él y también para ti. Por otro lado, si eres muy bueno, que vean tu trabajo justificará tus honorarios.

No uses trucos antiguos como regalos u ofertas. Eso queda muy mal, el cliente no es tonto. Así que no le digas "cobramos 1000, pero estamos de oferta en 500" ni tampoco "cobramos 500 pero te regalamos dos fotos más". Ten un precio y respétate como profesional, si no, no lo harán los clientes. Tampoco uses estrategias de hace un siglo como "estamos hasta arriba pero te haremos un hueco". sé humilde y respetuoso, al final son las fotos las que definen tu nivel y no el tamaño de tu boca o de tu ego.

No des marcha atrás. El más importante de todos: si un cliente te dice que eres caro o que te "vas de presupuesto", cobrarle de menos será el principio de una pesadilla porque no te respetará y abusará de ti a niveles que no imaginas. Si no tienes dinero para un traje de El Corte Ingles, no te lo rebajan, tienes que comprarte otro y punto. Que esos clientes busquen uno más barato y que luego soporten la calidad que les den.

Si te gusta tanto mi formación y te ayuda en tu día a día... ¿Por que no has comprado a precio de risa mis libros y mis talleres en video? Lo tendrás todo en tu ordenador sin esperar cada semana a un nuevo artículo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...